Gracias a la participación y asistencia de nuestros invitados
VIVA LA VID 2018 ha sido una fiesta única.


Celebramos entre amigos y agradecimos a la Virgen de la Carrodilla por una excelente cosecha.

Apreciamos el excelente trabajo de diversos artistas y artesanos regionales que mostraron sus productos en nuestra feria de expositores.
 

 

Disfrutamos de mesas de quesos, pan, carnes frías y otras delicias que engalanaron y abrieron el paladar en nuestra vendimia.

La comida del Viva la Vid 2018 corrió a cargo del excelente Chef Armando Prats, quien nos deleito con un exquisito menú que armonizaba perfectamente con los vinos de la casa.

 
La pizca de la uva, los talleres de lavanda y el procesamiento del olivo son algunas de las actividades que se vivieron durante nuestra celebración. En nuestras sesiones de cata de vinos vivimos experiencias que sin duda dejaron un buen sabor de boca en todos los asistentes.

Al ritmo de palmas y música de estudiantina los asistentes pudieron presenciar y participar en la danza de la transformación.

Esta danza marca el inicio del proceso de vinificación; tras una ceremonia de agradecimiento a los cuatro elementos llego la parte crucial del evento: la pisa de la uva.
 

 

Como siempre la celebración continúo con el excelente ánimo de todos los asistentes.

Celebramos y compartimos esa alegría que se siente al participar en una reunión de familia… la familia Viñedo San Miguel.
 

Muchas gracias por haber participado en el VIVA LA VID 2018;
la fiesta de la vendimia del Destino Viñedo San Miguel.