Perfecta acumulación de azúcar en la vid produce vinos de calidad
octubre 19, 2015
XXI Festival Internacional de Jazz y Blues en San Miguel.
noviembre 3, 2015

Un gran compás enmarca la celebración del corte de Jamón Ibérico de Bellota

El corte de Jamón Ibérico de bellota, es sin duda un ritual que deja entrever la majestuosidad del inigualable estilo de vida al satisfacer los paladares más exigentes en el mundo del vino.

Hoy te platicaremos como el “Embajador del Jamón Ibérico” Florencio Sanchidrián y también conocido como el más prestigioso Cortador de Jamón en el Mundo nos transporta en un mar de sorpresas y exquisitos sabores a través de un excelente corte así como el conocimiento de un buen jamón ibérico.

Florencio Sanchidrián

Florencio Sanchidrián

“Un jamón está lleno de sorpresas y es una unión entre el jamón y el cortador, para hacer sentir al cliente los sentimientos más ocultos que se encuentran en el alma de cada ser” así comienza Florencio una charla amena en el marco inigualable de Viñedo San Miguel.

Y es que para Florencio Sanchidrián quien ha recorrido los 5 continentes y cortado jamones para estrellas de talla internacional en diferentes áreas como el cine, el deporte, la música, el arte, la cultura y por supuesto en la F1, la capacidad de transmitir toda la magia y la fuerza de un buen jamón se deriva de cada corte que sale de su cuchillo, alcanzando una atmósfera inigualable de muy buen gusto.

El Nacimiento del Vino

El Nacimiento del Vino

Explica Florencio con una singular mirada de felicidad que el buen corte se deriva de un compás que se da entre el cortador y el jamón “para que exista el compás debes imaginarlo como una forma de abrazar, de andar, de besar, una forma de decir te quiero, para que tu público se conecte, creando así la mejor condición para disfrutar del jamón”.

“A mí con el jamón me gusta casi siempre ir un poquito más allá porque yo creo que el tener suficiente no es suficiente nunca, porque lo bonito es cultivar la mente, el cuerpo y el alma creando, hay que crear y el jamón nos da esa posibilidad de no caer en la rutina y ser más creativo cada vez”, comenta el Embajador del Jamón Ibérico.

Florencio nos comparte que cada pieza es una manera de crear un sentimiento, una emoción, la pasión por la vida, ya que un jamón que está lleno de vida, de naturaleza y de aromas, te puede llegar a emocionar en demasía, porque está claro que solamente es él y en ese momento se desata la magia.

VSM

“Yo delante de un jamón evidentemente me emociono, es muy rara la vez que yo no dejo un buen detalle, un buen acabado, un corte creativo, soy una persona que me preocupo mucho de a quien le voy a cortar jamón, me preocupa la luz, el vestuario, el entorno la puesta en escena. El vestuario porque debe estar a la altura de un jamón ibérico, ya que es un exquisito jamón brutal y enorme”.

El Mejor Cortador de Jamón en el mundo, nos dice que “el Jamón Ibérico tiene el mismo proceso que los vinos, dependiendo del frío, el aire que viene del norte o del sur vienen las añadas y los grandes vinos”.

Es así como explica que en los primeros jamones que salen de la añada podremos encontrar que el sabor es de almendra verde y del mismo jamón pero 3 meses más tarde sabe a almendra, ya sea de avellana o de monte bajo y en gran reserva sabe a nuez y a hierba de monte bajo, por ello es que se considera al jamón como cardio saludable.

VSM

“Los grandes jamones deben mantener el espíritu artesanal y primar calidad sobre cantidad así como la selección de los cerdos, así se obtiene un jamón altamente agresivo que comunica, reúne, penetra los sentidos y el lenguaje que tiene es subliminal” finaliza Florencio con satisfacción nuestra amena charla.

Florencio Sanchidrián es un hombre que apasionado de su cultura y del arte que enmarca el Jamón Ibérico, crea un gran espectáculo con su corte preciso y exacto de jamón, los espectadores sucumben a sus poses toreras, a su arte, a la hora de acometer el corte de jamón.

Observar al más prestigioso cortador de jamón del mundo, la precisión, la magia y la fuerza que muestra con cada corte que sale de su cuchillo, demuestra lo apasionado que es de su trabajo, un entusiasmo que envuelve en una atmosfera de belleza y poesía, la cual siempre llena de satisfacción a todos los que degustan de los cortes y el excelso sabor ibérico.

En Viñedo San Miguel nos honramos de contar con su visita y de vivir con enorme pasión este gran estilo de vida.