Festival Fringe 2016, a punto de abrir el telón
febrero 1, 2016
¡Relájate con las aguas termales de San Miguel de Allende!
febrero 15, 2016

Diseña tu cava personal en tu hogar

Si producir tu propio vino es una grata experiencia, compartir la mejor botella con tu familia o amigos produce una sensación inigualable. Por ello, es importante mantener tu colección de vinos en un espacio diseñado especialmente para ellos que provea la iluminación, temperatura y humedad necesarias a fin de mantener el equilibrio de la bebida.

Tener una bodega en tu hogar permitirá continuar con la pasión y sacrificio de las manos que cosecharon la uva y que participaron en el proceso de elaboración del vino. Es importante considerar estos factores en el diseño de tu cava para no afectar el sabor del vino:

Cava

  • No debe recibir la luz directa del sol o la luz fuerte incandescente.
  • La temperatura ideal para una cava es 12-15 grados.
  • Se recomienda el 57% de humedad dentro de una cava, buscando siempre que no se resequen los corchos o se humedezcan las etiquetas.
  • Elegir un lugar ausente de vibraciones y elementos contaminantes.

De haber alguna fuga en los factores antes mencionados, se notarán las siguientes señales:

Corchos

  • Corchos resecos: Esto puede indicar dos cosas, falta humedad en la cava o las botellas se almacenaron de manera vertical.
  • Hongos o etiquetas despegadas: La cava tiene exceso de humedad.
  • Corcho salido: Que una tapa se haya botado puede deberse a un aumento excesivo de temperatura.
  • Residuos en la botella: Una caída drástica en la temperatura puede llevar a la precipitación de sales tartáricas.
  • Vino apagado: La exposición excesiva a vibraciones pueden provocar la pérdida de acidez, dejándolo opaco e insípido.
  • Vino oxidado: Puede deberse al exceso de luz o calor.
  • Mal olor: Una ventilación pobre o elementos contaminantes pueden afectar el estado del vino.

Si llegases a notar alguna de estas señales, haz el movimiento necesario, ya sea elevar o disminuir la temperatura, eliminar vibraciones o retirar las fuentes de iluminación, para reducir el daño al vino.

Cava

Y porque disfrutar una copa de vino es una delicia para los sentidos, guardar tus botellas no debe ser cuestión de mera conservación, sino también para deleitar tu vista y compartir tu colección con tus invitados.

Cava

Actualmente existen estantes de acrílico, cristal, acero inoxidable o madera en varios tamaños, formas y estilos para almacenar vinos en la sala, el comedor o bajo la escalera. Sin importar cuál elijas, recuerda que una gran cava está diseñada para compartir y disfrutar.

Y qué mejor que hacerlo en Viñedo San Miguel, donde el límite en el mundo del vino lo pones tú.